Viernes 23 de Junio de 2017

26/02/2017

Regionales

EXODO

Hay que retener a los jugadores

El constante éxodo de figuras hacia el Viejo Mundo es un problema para nuestro rugby. Por Manuel Cardozo
Ampliar (1 fotos)

OTRO MAS. Facundo Isa optó por seguir su carrera en el Viejo Mundo y Los Pumas pierden a una figura valiosa.

Por Manuel Cardozo

No tengo dudas que el rugby argentino tomó la mejor de las decisiones, al elegir competir con los mejores del mundo. Pero también pienso que algo hay que hacer para no perder jugadores de gran nivel. Es difícil cambiar en medio de este camino donde evidentemente se ha progresado en la formación de jugadores y por ende en la forma de jugar. Los apellidos de grandes jugadores retumbam fuerte toda vez que se los recuerda con la camiseta de Los Pumas. Águlla, Bosch, Imhoff, Fernández Lobbe, Carizza, Ayerza y el último apellido, Isa, está claro que hacen ruido.

Seguro es también que cuando se decidió por el cambio estuvieron todas las preguntas que muchos apasionados de este deporte hoy se hacen. No para romper con lo hecho pero si para tener en cuenta algún cambio. Hoy se cuenta con una gran base de jugadores que antes no se tenía. También es cierto que algunos resultados deportivos no se dieron. Será porque los jóvenes que hoy están les sobran ganas y aptitudes o porque la poca experiencia los priva de tener algunos resultados importantes?. También es cierto que la temporada europea complica tener los jugadores pues todos están compitiendo en ese continente.

Mi estilo periodístico no es poner palos en las ruedas. Es mas, me gusta  el desafío o el rumbo que se eligió. Pero mi experiencia por los años que tengo me gustaría al menos que se estudie o se vea alguna otra posibilidad para poder retener o al menos contar con los apellidos antes nombrados. Seguro que muchos de ellos se desesperan por ponerse de nuevo la celeste y blanca. Porque si bien es cierto que la plata por ahí alimenta la decision del jugador, también es cierto de que el jugador de rugby argentino tiene una formación en los clubes, que difícilmente se olvide. Sólo pido revisar estos cambios. El rugby me dio una formación en mi vida personal que se juntaron con los buenos ejemplos con que me formaron mis padres. Por eso soy lo que hoy llegue a ser un agradecido de este deporte por el cual tengo una gran pasión.


Recomienda esta nota: