Miércoles 22 de Noviembre de 2017

25/04/2017

Regionales

UN PARISINO EN TUCUMÁN

"Verdinegro" a la francesa

Entrevista a William Fairbank, el parisino apertura que debutó, el pasado domingo, en la Primera de Tucumán Rugby.
Ampliar (1 fotos)

PATADA. William se prepara para patear a la hache en su partido debut en Primera para Tucumán Rugby./Foto: Federico Esposito

Adrian Coronel
el_pigu_rugby

Redactor

Cuando un rugbier argentino quiere crecer profesionalmente, cruza el gran charco, que es el Océano Atlántico, para buscar nuevo roce, profesionalismo, y también impulsado por el dinero. Pero pensar que un europeo cruce el Atlántico para jugar un rugby amateur, suena a utópico. Pero existe. Si bien su objetivo es otro, el rugby es la consecuencia de que esté por estos lados. De la persona que hablamos se trata de William Fairbank (de padres ingleses, pero francés por nacimiento), que se hizo más de 10mil kilómetros para crecer profesionalmente como Administrador de Empresas. Como en su Universidad le dan para que elija un idioma, eligió el español. Y como país para poder perfeccionarlo fue Argentina. ¿Por qué? Porque, como dijimos más arriba, quería una Nación donde tenga el mejor rugby. Y el único en Sudámerica que reunía esas características es el nuestro.

En una linda charla enriqucedora, en la ruidosa avenida Sarmiento al 900 (en una casa donde fue hospedado por una familia conocida), William (en un perfecto castellano con tono francés) nos contó de su vida, su llegada a Tucumán, al "Verdinegro", la comparación entre el rugby argentino y el europeo y muchas cosas más. En esta nota, TERCER TIEMPO NOA, te dejamos lo que nos contó este parisino que debutó con la casaca de Tucumán Rugby, el pasado domingo en el 43 a 23 sobre Tigres, donde además anotó tres conversiones y tuvo una destaca actuación.

Contanos un poco sobre vos, William

"Nací en París, pero mis padres son ingleses. Viví hasta los 18 años en París, y después me fui a estudiar a Inglaterra. Hace dos años que estudio ahí, en Loughborough, y con mi universidad tengo la opción de tomarme un año para aprender un idioma nuevo en otro lugar. Yo quería aprender español, pero donde pudiera también haber un buen nivel de rugby para seguir jugando. Y hay un solo país en el mundo que ofrecía ambas cosas: Argentina".

¿Dónde jugabas al rugby en Europa?

"En París jugaba al rugby en el Stade Francais, más o menos durante cinco años. Y un par de años en mi universidad que tiene un muy buen nivel de rugby, más o menos como el que aquí se juega en el Nacional de Clubes. Es como el básquet universitario en Estados Unidos"

Primero estuviste en Buenos Aires...

"Fui a Buenos Aires tres meses para aprender el idioma, viví en Palermo y fue increíble. Buenos Aires es muy europea, mucho para hacer, arquitectura, turistas por todos lados, y la comida es impresionante. Me tomé un mes para viajar un poco y conocer Sudamérica: estuve en Bolivia, Perú, Chile.

¿Pero por qué decidiste dejar Buenos Aires?

"Decidí irme de Buenos Aires porque tenía un problema: allá tengo demasiados amigos franceses e ingleses, y yo quería practicar más el español. Era imposible progresar, porque estaba con ellos todo el tiempo. Necesitaba ir a un lugar donde todos hablaran en español. Y por eso estoy aquí.

¿Por qué Tucumán?

"Decidí venir a Tucumán porque era el único lugar fuera de Buenos Aires donde tenía un contacto: Pedro Parra, quien estuvo en París y es amigo de un amigo mío. Le pregunté a mi amigo si podía escribirle a Pedro para ver si podía quedarme en su casa un tiempo. Me acepto y por eso estoy aquí".

¿Te costó adaptarte?

"Hay una diferencia muy grande con respecto a mi vida en Francia, pero me gusta esta nueva experiencia. Es una vida más tranquila, la gente es muy amable, y al ser un lugar más pequeño, la gente se conoce. Aquí es común ver gente saludándose en el supermercado, y eso allá no pasa. Me encanta esa forma tan familiar de vivir. Así que no fue dificil integrarme en la ciudad. Hace tres meses que estoy en Tucumán, y me estoy acostumbrado al acento. Al principio fue muy dificil, las primeras semanas, no entendía y no me entendían, jaja".

¿Y en Tucumán Rugby cómo te trataron?

"Esa familiaridad se siente mucho en el club. El primer día fue muy fácil para mí, y después de una semana, tenía como 100 amigos (mueve las manos). Fue muy fácil integrarme en el equipo. Para ellos supongo que debe ser raro tener un extranjero, pero es bueno porque todos me ubican y me saludan “hola Will, como andás?” y para mí está perfecto".

¿El vino argentino te gustó? y de Tucumán qué es lo que te gustó

"El vino francés es muy bueno, mi padre trabaja en el mundo del vino. Él vino a Argentina para visitarme en diciembre y recorrimos un poco probando vinos. Eso fue increible. Hace poco tiempo me empezó a gustar el vino. Y en Tucumán la comida es muy buena, las empanadas son increíbles. Creo que voy a volver con cinco kilos más (se ríe)."

¿Cómo viste el nivel del rugby acá?

"El nivel de aquí es muy bueno para ser amateur. Obviamente no se puede comparar con el rugby profesional. Es otro mundo. Mi universidad juega en la tercera división de Inglaterra. Es una division semiprofesional (algunos son rentados, otros no). El nivel sería como el Nacional de Clubes aquí. Fue una sorpresa para mí cuando llegué y me encontré con este nivel de rugby. No esperaba que fuera tan bueno. Es muy diferente, pero muy bueno".

¿Qué es lo que más te sorprendió?

"El rugby de acá es mucho más libre. Yo estaba acostumbrado al rugby inglés, donde todo es muy estructurado. El 9 y el 10 son los patrones del equipo, y los demás hacen lo que ellos dicen. Aquí se juega con más libertad. Es diferente, pero me gusta. Es mucho menos peso".

¿Cómo te sentiste debutar en la Primera de Tucumán Rugby?

"Me gustó el partido contra Tigres. Aunque éramos un equipo muy nuevo, primera vez que jugábamos juntos, así que cometimos muchos errores básicos de organización.

¿Cuándo te vuelves a Europa?

"No tengo vuelo de vuelta, pero me quedaría hasta agosto o septiembre, que es cuando debo volver a mi universidad. Hasta entonces me iré hablando tucumano básico. Ustedes tienen un vocabulario muy particular".

Fuiste a ver algún partido de fútol?

"No fui a ninguna cancha de aquí todavía (refiriéndose a Tucumán), pero quiero ir a la de Atlético para ver cómo es la atmósfera. Cuando estuve en Buenos Aires, fui a ver el clásico entre Racing e Independiente y fue increíble. Se lo vive de una manera muy diferente a lo que se ve en Francia, allá es todo mucho más tranquilo, todos sentados. Acá es una locura durante los 90 minutos. Por eso sería muy bueno ver un clásico entre Atlético y San Martín".

Como tienes padres ingleses, pero naciste en Francia ¿por quién alientas en el Seis Naciones?

"Hago hinchada por Inglaterra, porque mis padres son ingleses y desde niño veía partidos de Inglaterra, tanto de rugby como de fútbol. Es gracioso porque la mayoría de mis amigos son franceses, y cuando venían a mi casa a ver el Seis Naciones, ellos hinchaban por Francia y mi padre y yo por Inglaterra. Era una guerra mundial jajaja".

Con ese "jaja", cerramos la nota con William , o "Wilchu" como lo apodó una amiga que se hizo en nuestra provincia, el simpático anglo-francés que quiere seguir deslumbrando y volcando todo lo aprendido en Europa en estos meses que todavía le quedan en el Jardín de la República.


Recomienda esta nota: