Jueves 19 de Octubre de 2017

17/09/2017

Regionales

LA GRAN FINAL

Color y voces históricas desde la Casa Blanca

Los protagonistas aportaron lo suyo para la gran fiesta que culminó con la victoria de Natación
Ampliar (1 fotos)

FOTO: Patricio Guzman

Patricio Guzmán

Redactor de Tercer Tiempo Noa

El colorido de Natación y Gimnasia ante Lawn Tennis fue mucho y lleno de diversos matices. El pueblo rugbístico de Tucumán estuvo ante una de las mayores expresiones de fiesta deportiva de los últimos tiempos. TERCER TIEMPO NOA rescató las siguientes apostillas.

La marea humana

La gran cantidad de público que copó las instalaciones de Natación y Gimnasia fue realmente el motivo de que el marco haya sido más imponente que otras tardes. Por un lado, el local con su hinchada que no paró nunca de cantar, y su hambre copero por volver a reinar en el rugby doméstico y en contrapartida, el visitante Lawn Tennis que copó territorio blanco con una hinchada llena de colorido y de disfraces. Las boleterías dejaron un salgo de casi 8 mil personas que asistieron a la gran final. 

Con todo el show

El marco fue más imponente que dejó miles de postales. Gorros, banderas, vinchas y caras pintadas fueron una constante en las tribunas. Los fuegos de artificios parecían interminables y el gran show aéreo fue la frutilla del postre, cuando dos paramotores sobrevolaron el cielo tucumano y uno llevaba la bandera del club local.

El humo y los papeles taparon todo

La demora del kick off inicial tiene un motivo: el gran humo blanco, azul, rojo y amarillo que dejaron las hinchadas de ambos equipos. Fue emocionante ver el césped regado de papeles y serpentinas y la pirotecnia que no dejaba de explotar y que le dieron un marco más ruidoso a la tarde.

Que se vengan los chicos

El rugby infantil y juvenil estuvo presente en la tarde. Tantos los chicos de local, como del visitante llegaron a la cancha con globos, sus caras pintadas y con las camisetas de sus clubes. Eso divisa el gran sentido de pertenencia por sus clubes y el legado que dice que dice que el semillero es mucho y fue dando sus frutos en una provincia que respira rugby por todos lados.

El recuerdo del 96

El fin de la sequía de Natación, tras 21 años sin gritar campeón tuvo en la tarde varios sobrevivientes:

Julio Coria: “Me emociona y me pone muy contento poder ver a estos chicos llevar al club nuevamente a lo más alto. Los vi dejar todo en la cancha y partido tras partido. Se superaron a si mismos y son dignos campeones. Estoy orgullosos de ello”.

Carlos Ferre: “Me vine con la camiseta del club con la que jugué la final del 96. Lloré y me emocioné con la entrega del equipo y me siento más hincha del club que nunca. Ojalá esto no termine acá y que se siga con la misma línea de trabajo serio y esforzado”.

Segundo Martínez: “Mis lagrimas son porque nos debíamos esta alegría. Porque volvimos a resurgir y a vencernos a nosotros mismos como club y como equipo”.

Álvaro Zelarayán: “No tengo palabras para decir lo que siento. Son muchas las sensaciones de volver a ver mi club en lo más alto. Ahora todos nos respetarán y volveremos a ser lo que hace mucho fuimos por mística, juego, y entrega. Estoy muy feliz y emocionado”.


Recomienda esta nota: