Jueves 19 de Octubre de 2017

19/09/2017

Regionales

LA GRAN FINAL

El coronado reinado blanco

Una charla con Luciano Molina. El trono del rugby de Tucumán ya tiene dueño. Natación y Gimnasia es el nuevo rey hasta que en 2018 nuevamente se corone un nuevo campeón
Ampliar (1 fotos)

EN FAMILIA. Luciano Molina celebra el título obtenido con Natación junto a sus afectos. FOTO: Patricio Guzmán

Patricio Guzmán

Redactor de Tercer Tiempo Noa

El trono del rugby de Tucumán ya tiene dueño. Natación y Gimnasia es el nuevo rey hasta que en 2018 nuevamente se corone un nuevo campeón, donde el reinado blanco buscará repetir y defender el honor de sentarse en la máxima silla del juego ovalado del norte. TERCER TIEMPO NOA se viste de gala para entrar en la alfombra roja de una charla con Luciano Molina, que festejó junto a su familia su primer título en primera división. El tercera línea del club que volvió a ser el mandamás luego de 21 años sin gritos coperos toma la palabra.

- Un año inolvidable…

- Un año lleno de muchas cosas inolvidables que vienen desde tiempo atrás. Mucho tiempo remando contra la corriente en un juego que nos vio en momentos muy duros y donde nadie quiere jugar. Gracias a la constancia, a los cambios positivos y a la entrega de todo el club, podemos volver a decir que somos merecidos y justos campeones. Nadie nos quita esta alegría. 

- ¿La llegada de José Macome les brinda una mirada diferente que se suma al trabajo que venían realizando por cambiar la historia de Natación?

- Totalmente. José nos ordena. Nos da su visión imparcial. Nos faltaba muchas cosas y nos sobraba corazón, pero sin ese orden que te mencioné antes no iba a ser posible festejar hoy. Todo el staff técnico nos brindó la confianza y las herramientas necesarias para poder volver a lo más alto.

- ¿Pensaste que se les escapaba el partido?

- Lawn Tennis no se dio por vencido y luchó hasta el final. Pero el viejo Natación desapareció, ese equipo que terminaba los partidos con la soga en el cuello y mordiendo los botines. Supimos tener el carácter suficiente para que nos escape esta chance de ganar una final ante un rival muy duro y que se nos vino con todo en los últimos minutos.

- ¿Cómo se festeja?

- Con todo. Como nunca. Nos merecemos esta alegría y la semana será poca para desatar tanta felicidad.


Recomienda esta nota: