Jueves 17 de Octubre de 2019

22/09/2019

Nacionales e Internacionales

TORNEO DEL INTERIOR

GER y Marista definirán la final

Los rosarinos derrotaron a Urú Curé, por 24-19, y los mendocinos a Duendes, por 30 a 27, y chocarán en el duelo decisivo del Torneo del Interior
Ampliar (1 fotos)

FINALISTA. Gimnasia y Esgrima de Rosario le ganó a Uru Curé y se ubicó en el duelo decisivo. FOTO: Prensa UAR

Gimnasia y Esgrima, de Rosario, y Marista, de Mendoza, definirán el Torneo del Interior, al superar en las semifinales a Urú Cure, de Río Cuarto, por 24-19, y a Duendes, por 30-27, respectivamente.

La final se disputará el próximo sábado 28 de septiembre, en la cancha de GER, en el Parque Independencia.

El equipo auriazul rosarino festejó en Río Cuarto su pasaje al duelo decisivo. No fue nada sencillo. El campeón cordobés hace varios años que viene demostrando su capacidad en estos torneos. Y este triunfo "mens sana" sirve para fortalecer la mente pensando en lo que se viene: nada menos que ser anfitrión por primera vez en la historia de la final de Interior.

Para superar la semifinal, los auriazules del Parque Independencia mostraron efectividad, sustentando su juego en una defensa ordenada, con un buen tackle, para parar los ataques frontales de los riocuartenses, que apostaron a un juego de pocos pases.

Ante ese planteo el trabajo de los forwards rosarinos no supo de pausa alguna, generando mas de una dificultad a los intentos de generación de juego del campeón cordobés.

Y cuando el tic tac del reloj anunciaba el final, Gimnasia tuvo la inteligencia y paciencia necesaria para administrar el juego lejos de su ingoal, frustrando asi los últimos intentos del dueño de casa por torcer el rumbo de la historia.

En tanto, Duendes, el otro equipo de Rosario y siempre candidato, se quedó afuera de la final al caer ante el campeón cuyano.

Duendes, superior en el scrum, tuvo más la pelota pero Marista estuvo atento en defensa y en base a la presión marcó dos tries para irse al descanso arriba 20 a 10.

Los últimos minutos se jugaron entre la desesperación visitante y la defensa del local que supo capitalizar una pelota en campo contrario para el try del pumita Juan González.

Quedaba tiempo solo para que el orgullo de los rosarinos alcance el try del descuento pero Marista ya tenia el pasaje a la final, como en 1998, cuando llegó a la misma instancia venciendo al mismo rival.


Recomienda esta nota: