Domingo 23 de Septiembre de 2018

12/08/2018

Regionales

EVOCACIONES

Recuerdo a la “Cata” García Hamilton

La última nota que le realizó TERCER TIEMPO NOA al ex jugador de Tucumán Rugby. / Por Patricio Guzmán
Ampliar (2 fotos)

EPOCAS DORADAS. Eduardo García Hamilton fue campeón Argentino con la "naranja" en 1992 y 1993.

Patricio Guzmán

Redactor de Tercer Tiempo Noa

A continuación transcribimos la última entrevista a Eduardo “Cata” García Hamilton. Ex jugador de Tucumán Rugby, Los Naranjas y Los Pumas. Desde este rincón periodístico enviamos una sentida condolencia a su familia y a su club.

Hablar de un equipo, es hablar de hombres y nombres, y hablar de grandes conductores, es mencionar, al distinto, al elegido. Por eso nuestro el seleccionado tucumano en todas sus épocas tuvo grandes conductores, como Eduardo "Cata" García Hamilton. Medio scrum de un pack de fowards inolvidable, combativo y guerrero, sucesor de en el don de mando de dos historicos, como lo fueron Pedro Merlo y Roberto Zelarayan. Apasionado de su verdinegro Tucuman Rugby Club, donde formo dupla con el interminable Ricardo Sauze. Dueño de una elegancia única para manejar una camada de naranjas llena de logros y reconocimientos. La "Cata" como lo conocen todos y fue la voz de mando de una época dorada del gran rugby tucumano, el que lo vio correr con sus madias bajas, pero con su pasión por ver a sus amigos, en los mas alto. Pronto a ser padre por primera vez, García Hamilton, converso con TERCER TIEMPO NOA, con la claridad con la que jugaba.

-En tus comienzos, ¿quién te lleva a Tucumán rugby?

-Empecé en Tucumán Rugby ya que yo pase del colegio JIM al Sagrado Corazón y en ese colegio la mayoría jugaba en ese club, recuerdo una época muy linda en la que junto con compañeros tomábamos el 102 por la Crisóstomo Álvarez y nos encontrábamos en la parada a los que vivían en barrio Norte y barrio Sur, yo siempre iba caminando hasta la parada con Pedro Lobo, un gran amigo, que vivía en la otra cuadra de mi casa, el jugaba de Hooker y ahora es sacerdote, mira las vueltas de la vida, iba a la Acción Católica y la deje por el rugby lo contrario de Pedro ya que el dejo el rugby años mas tarde para dedicarse a la religión y ahora es un gran sacerdote que vive en Córdoba.

-Cómo estuvo integrada tu camada en el equipo verdinegro?

-Cuando empecé a jugar en primera se dio que justo entramos en ese año Guillermo Lamarca. Tuve esa suerte ya que de no haber sido que llego este fenómeno que luego lo trajo al “Mono” Rizzo, quien sabe si hubiese jugado mucho tiempo más. Había grandes jugadores como Ricardo Sauze, Gabriel Terán y el “Cheto” Santamarina y entramos en ese momento con el gordo Le Fort, Julio Paz, Santiago Mesón, Fede Willians, Agustín Macome, Pedro Gauna, Martín Terán que se yo muchísimos mas y con la conducción del mono y Willy y El “mudo” Griet y Julio Paz en la presidencia del club se empezó a armar ese equipo que llego a jugar un rugby de mucha calidad y por sobre todo nos divertimos mucho.

-¿Que técnico te convoca a los naranjas? 

-El primer técnico que me convoca es el Perro Zelarayán en juveniles y luego al de mayores el “Loco” Petra y el que me hace titular es el “Mono” Rizzo. Era una época difícil para mi ya que adelante mío estaban El “Enano” Merlo y el “Beto” Zelarayan, dos jugadores con muchísima historia y capacidad, pero con perseverancia pude llegar a jugar de titular.

-¿Que técnicos te marcaron?

-El “Loco” Petra Petra, un gran motivador , El “Mocho” Palou, te trasmitía toda su entrega y toda su historia, El “Pavo” López, análisis del rival, Pablo Acuña y Rolo Paz por la disciplina en todo sentido. Pero mis preferencias siempre estuvieron con El “Mono” Rizzo y “Willy” Lamarca, que me inculcaron la honestidad en el juego y el respeto por la historia.

-¿Cómo fue jugar con Ricardo Sauze tantos años?

-Aunque muchos digan que era un tipo difícil yo puedo decir que jugué 10 años con el mejor 10 que hubo en Tucumán y con el que era un lujo jugar, tuvimos un par de discusiones que a veces se las recuerda mas que a la cantidad de torneos que ganamos y cosas que hicimos. No me olvido de lo que fue y lo que significó Ricardo para la historia del Rugby Tucumano e imagínate yo pude jugar 10 años con él.

¿Recordas algunas anécdotas de aquella época?

- Millones, me pase muchos años jugando y viajando por todos lados y en varios equipos, pasa que no las cuento porque son cosas que es muy difícil trasmitirlas y que la gente las entienda, pero la verdad es que me divertí muchísimo. Coseché muchos amigos que al día de hoy sigo encontrando.

-¿Cuál fue tu sensación al conducir un pack tan importante y emblemático?

-Conducir como 9 ese pack de fenómenos en todo sentido, fue una de las cosas mas lindas que tuve. Algunos pensaban que era difícil, la verdad es que a mi me fue muy fácil. Tenía que concentrarme y dejar que ellos hagan lo que se les de la gana corrigiéndolos un poco, todos fueron unos fenómenos.

-¿Cuántos campeonatos ganaste?

-Muchos, con Tucumán Rugby, con el seleccionado y hasta jugué y gane un Sudamericano con Los Pumas, no me quiero equivocar pero casi todos los campeonatos que había en Argentina los ganamos.

¿A quién sucediste en el seleccionado como medio scrum ?

-Lo reemplace en su momento al “Perico” Merlo y al “Beto” Zelarayan, dos medios que fueron mis ídolos de juventud.

-¿Qué significó para vos vestir la camiseta naranja y de Los Pumas?

 -Un Sueño de mi infancia hecho realidad.

 - Tu visión del rugby actual.

-Es espectacular, con las continuas modificaciones que se le hace al juego y el respeto y preparación física que hay en estos momentos el Rugby apunta a ser unos de los deportes más vistosos y atractivos de este siglo.

-¿Cómo definirías la función del medio scrum?

 -Al juego del 9 lo defino con una palabra, CONDUCCION, es el encargado de que en el partido se cumpla todo lo preestablecido durante los entrenamientos y practicas

-¿A qué te dedicas en la actualidad?

 -Tengo una imprenta y una pequeña fabrica de Bolsas para comercios, aparte participo en algunos negocios familiares.

También estoy trabajando en la política, en donde encontré un proyecto en el que existe pasión, mística y hambre de gloria, similar a la que hubo en el rugby Tucumano en su época mas gloriosa y en donde encontré entre tantas, a grandes personas como Don Luís Aragón y el Dr. Edmundo Giménez. Que recuerdan mucho a los grandes dirigentes que construyeron el rugby Tucumano años atrás.

Aparte estoy por ser padre por primera vez lo que me pone muy contento, los que me conocen dicen que me ven más serio y responsable, cosa que yo no creo sea así. (Risas).

-¿Cuál es tu mensaje a los que empiezan a jugar al rugby y sueñan vestir la camiseta naranja?

-Que lo disfruten, no es necesario de que sean los grandes jugadores, pero lo que si no pueden dejar de conocer es, el espíritu del Rugby, esto los acompañara durante toda su vida.


Recomienda esta nota: