Martes 11 de Mayo de 2021

18/04/2021

Regionales

DESPEDIDA

Adiós a dos Amigos

Un día triste. Se fueron Roberto Martínez Zavalía y Horacio "Tachuela" Paz, dos grandes referentes de Tucumán Rugby.
Tomás Gray
tomasgray1

Despedir a un Amigo es muy duro. A dos, en el mismo día, durísimo. Roberto Martínez Zavalía y Horacio "Tachuela" Paz, dos grandes referentes de Tucumán Rugby, se fueron casi juntos, por muy poca diferencia. Aunque eso poco importe. Fueron dos víctimas más de esta pandemia. La venían luchando, los dos, desde hacía muchos días. No pudieron salir. Sus corazones se detuvieron. No daban más, y se fueron de esa gira eterna. Mucha tristeza, mucho dolor, en sus familias. También en el rugby tucumano en general. Pero en Tucumán Rugby en particular, club al que pertenecieron los dos. Desde toda sus vidas, prácticamente.

Roberto Martínez Zavalía, quien también tuvo su paso en la política, y fue un destacado empresario, fue jugador y dirigente del club de Marcos Paz. Integró la Primera de su club entre 1979 y 1986. También fue su presidente entre 2011 y 2017, período en el que encaró muchas obras en la institución "verdinegra". También habia integrado el Seleccionado Juvenil de la URT en 1978. Tenía 62 años.

Horacio "Tachuela" Paz se fue a los 68 años. Los había cumplido el 28 de enero. Jugó como fullback en la Primera del club "verdinegro" entre 1970 y 1977, y en el seleccionado de Tucumán entre 1970 y 1977. Se dio el gusto de llegar a jugar en su club junto a cuatro de sus hermanos: Julio, Otto, Héctor, y Ezequiel. Tambén fue un destcado árbitro, quizás el que más años haya dirigido en forma ininterumpida, con 40 temporadas en el arbitraje, en las distintas divisiones.  Había debutado en el referato a los 17 años y dirigió hasta los 57 años, llegando a conducir partidos de primer nivel, nacional e internacional. Tras su retiro continuó trabajando en la parte dirigencial. Hasta sus últimos días. De carácter amable y de una permanente sonrisa, "Tachuela" formó una numerosa familia, la que será su legado.

Roberto y "Tachuela" se fueron, pero quedarán en el recuerdo eterno de quienes lo conocieron y lo trataron. En su club quedan sus obras, y sus anécdotas. será imposible olvidarlos. En cada rincón del club seguirán presentes. Porque ya forman parte de su historia y su cosecha, de todo lo que sembraron, perdurará para siempre.

Se fueron dos Amigos. Se los despide con mucho dolor, pero con una sonrisa y cientos de anécdotas. Porque así lo hubieran querido.   

Chau Roberto y "Tachuela". Buen viaje. 


Recomienda esta nota: