Viernes 20 de Mayo de 2022

04/03/2022

Regionales

ENTREVISTA

Bernardo Urdaneta: “Sueños de un entrenador"

El entrenador tucumano fue mencionado como un posible candidato para dirigir a Los Pumas
Patricio Guzmán

Redactor de Tercer Tiempo Noa

Con el fierro caliente por tomar, desde el timón de un barco puma que pasa una de sus peores tempestades desde que es profesional, y con el pescado prácticamente vendido para que los sucesores de Mario Ledesma tomen tamaña responsabilidad, no es descabellado pensar que la humanidad de Bernardo Urdaneta puede alguna vez dirigir justamente esa embarcación.

Con un curriculum que lo respalda y honores por mostrar, el formador surgido en la cantera ovalada del Tucumán Lawn Tennis habló muchas veces con este medio y entre sus citas que no tienen vencimiento, afirmó: “Siempre tengo objetivos y sueños por cumplir. Al lograr uno, voy por el siguiente”. En ese vertiginoso camino donde siempre se encuentra, el tucumano tiene un plus: es un formador de jugadores, de grupos y un permanente buscador de su evolución personal como grupal, en sus diversas excelencias. Lo humano es su clave. Los resultados su botón de muestra y su recorrido lo tiene desde sus 18 años como entrenador, lo que lo hace un conocedor de las bases de rugby argentino.

Su camino

Dentro de sus diversos honores, “Urda" obtuvo una buena cantidad , que se mezclan con títulos con su Tucumán Lawn Tennis, media docena de vueltas olímpicas con “Los Naranjitas” en Campeonatos Argentinos juveniles, semifinalista del Campeonato del Mundo con Los Pumitas en 2012, alegrías de campeón con Sudamérica XV, Jaguares y un sello distintivo tanto en el rugby de la URBA, como hoy en Atlético del Rosario y Jockey de Rosario. Con su modo característico de pasión, el entrenador habló con TERCER TIEMPO NOA.

¿Cómo te encuentras hoy trabajando?

Con la misma pasión de siempre y con mucha felicidad. Con la certeza de estar en el camino, y en plena evolución. Lo importante es que puedo hacerlo con mucha entrega, ya que mi esperanza de cumplir sueños dentro o fuera del país, siempre están. Estoy construyendo y creciendo en lo personal. Mi realidad no tan solo pasa por llegar a cumplir mis metas, principalmente pasa por construirlas.

En la tierra del rugby

Dentro de esa construcción en sus diversos caminos, Urdaneta viene peregrinando en busca de seguir recibiendo sabiduría ovalada en pagos ajenos y así lo detalla: “El año pasado di un curso para la Federación de Madrid en España y luego en Barcelona, donde me encontré con el Negro Roberto Tejerizo y con Javier Rojas. Allí intercambie conocimientos con entrenadores, jugadores y dirigentes. Pasé a Inglaterra, donde en Harlequins, puede tener contacto con su staff principal y aprendí mucho. Gracias a Juan Figallo, arribé a Saracens, donde entrené al equipo femenino y me incluyeron en el día a día de sus labores. Siguiendo por Inglaterra, pude ver el gran trabajo de Northampton, gracias a Juan González Mendia que trabaja para ellos desde el coaching. Estuve por universidades inglesas y me llamó la atención la buena cantidad de argentinos que están volcando sus conocimientos en el rugby universitario”.

Un tucumano en suelo francés

Urdaneta parece incansable y en su “hambre" por seguir creciendo, dejó su huella en suelo francés: “Estuve brevemente con Diego Gianantonio en el sur de Francia, y luego pasé al Toulón, donde Facundo Isa me gestionó la posibilidad de entablar buenas charlas con plantel principal y con juveniles. Puede pasar jornadas muy jugosas con Mauricio Reggiardo que sigue trabajando de gran manera en el Provence y me invitó con una enorme gentileza. Vi muchos jugadores sudamericanos, vi varios partidos en París y gracias a Nicolás Sánchez y a Gonzalo Quesada puede disfrutar del Stade Francés en su plenitud e identidad. Fue una semana interesante e inolvidable desde mis aprendizajes y las búsquedas de mis crecimientos. Agradezco a todos los que me dieron la posibilidad de irme, desde los dirigentes de Jockey de Rosario que me permitieron tomarme esos días y a cada una de las personas que me recibieron en los lugares donde estuve".

Su tucumanidad

El ex primera línea formado en Tucumán Lawn Tennis y ferviente alumno del recordado Ángel “Papuchi" Guastella, no olvida sus raíces cada vez que le toca llevar su equipaje y volverse un trotamundo del rugby. “A cada lugar donde voy llevó la pasión y ese ADN que nos caracteriza a los tucumanos a la hora de hablar de rugby. Es un fuego encendido que siempre vuelvo a avivar cada vez que regreso a mi provincia y hablo con sus entrenadores. Seguramente en el fin de mi carrera Tucumán sea mi última parada. Tucumán es y será mi lugar en el mundo. La identidad de sus integrantes por el juego tiene una entrega distintiva que siempre rescato. Con su rugby amateur, con la laboriosidad de su gente y más allá del juego y sus gustos, con su fuego interior que lo hace ser respetado” – afirma.

¿Cuále es tu sueño desde tu labor con el rugby?

Ser el mejor entrenador que pueda ser y ganar una copa del mundo. Para eso debo seguir aprendiendo, construyendo y construyéndome. Es un camino y yo estoy en él que es lo importante.

¿Hay un sueño de ser entrenador de Los Pumas dentro de ese camino?

Siempre y es el mayor de mis sueños. En todo lo que hago está ese objetivo. Trabajo para eso.

¿Y por qué crees que todavía no tienes esa posibilidad?

Para que pasen las cosas soy un convencido de que depende de mi. Está en mi generar esa oportunidad con mi trabajo y mis resultados. Debo estar preparado para ocupar ese lugar, para transitar ese camino y al llegar, seguir evolucionando.


Urdaneta no tiene pelos en la lengua para decir lo que sueña y quiere. Trabaja a destajo y es agradecido. Se abraza al empuje coordinado que le da su esposa Carolina y sus hijos Belén, Bernardo, Luján y el pequeño Juan Pablo. Sus sueños pasan por abrir los ojos y seguir trabajando.

La entrevista culmina y un interrogante surca la charla y el mismo, aún no tiene respuesta: ¿Será profeta en su tierra o en tierra ajena? El tiempo lo dirá. Lo importante es que Urdaneta está en el camino.


Recomienda esta nota: