Martes 07 de Abril de 2020

02/02/2020

Regionales

SEVEN DE TAFÍ DEL VALLE

Un equipo, un trabajo y un éxito

Detrás de cada gran evento hay un equipo que lo lleva a cuesta para lograr que todo salga como tiene que salir.
Patricio Guzmán

Redactor de Tercer Tiempo Noa

El Seven de Tafí del Valle pasó los veintiún abriles y no es poca cosa. Su puesta en escena de antaño tuvo al salteño y tucumano por adopción, Martín Pfister como mentor de correr por el valle tras un cuero ovalado y que un puñado de personas suban el cerro para verlo y contarlo.

Esa posta fue tomada casi a la brevedad por un joven Salustiano Paz, que siguió creyendo en un proyecto contra algunas diversidades que fueron apareciendo en el camino. Unos años después, y en una mesa de café de esas que el rugby arma en los torneos Veco Villegas, Paz sumó a su amigo Martín Terán, ex Puma y su ídolo deportivo, y en simultáneo al Licenciando Cayetano “Tani" Fortino. Tres cerebros que fueron ideando un modelo de torneo con el apoyo de clubes, sponsors, árbitros, la Unión de Rugby de Tucumán, los dirigentes políticos de turno en capital y Tafí del Valle y el Ente de Turismo. Un combo ideal que fue generando un efecto dominó que terminó catapultado el evento a ser mucho más que una puesta en escena deportiva.

El Seven le da a Tafí un ingreso enorme en todos los aspectos. Comercial, cultural, turístico y humano. Donde veranear en Tucumán es la premisa.

La solidaridad siempre fue el primer valor que tuvo y tiene el torneo. Primero el Hospital de Tafí del Valle en su desaparecida cooperadora fue el destinatario de la entrada con costo que siempre fue a voluntad. Luego fueron apareciendo diversas entidades,de rubros donde el amor y el trabajo por el prójimo, tuvieron la mano generosa de los que poco a poco fueron copando el torneo .

Hoy el Seven de Tafí del Valle es una marca registrada. Comenzó con menos de doce sponsors y hoy tiene más de cuarenta. De 6 mil personas que tenía como techo de visitantes, hoy pasó a tener 20 mil espectadores. Una muestra cabal que si las ganas, el esfuerzo general y una puesta en escena acorde a las exigencias de los tiempos modernos, van de la mano con la constancia que le imprimen año a año Paz, Fortino y Terán, el éxito está asegurado.

 


Recomienda esta nota: