Domingo 23 de Junio de 2024

16/05/2024

Regionales

Programa Solidario

El programa de rugby social Un Pase a la Gloria se expandirá al vóley, al básquet y al hockey

El IPLA, entidad que puso en marcha la propuesta en 2015 y la lleva adelante desde entonces en varios clubes de Tucumán, ampliará su implementación a otras disciplinas deportivas fuertes de la provincia en 2024.
Federico Esposito
redacttore

Redactor

La solidaridad forma parte del amplio abanico de valores sobre los que el rugby pone énfasis desde la etapa infantil. Por eso, y porque voluntad nunca falta, son numerosas las iniciativas y cruzadas que se han emprendido en ese sentido en la última década, pero también muy pocas han logrado sostenerse en el tiempo. Una de ellas es Un Pase a la Gloria, programa de rugby social que el Instituto Provincial de Lucha contra el Alcoholismo (IPLA) puso en marcha en 2015, y que ayer celebró su noveno aniversario en un evento que tuvo lugar en el anexo San Salvador, de Lawn Tennis, donde viene desarrollando sus actividades desde el primer momento.

EN LAWN TENNIS. Los niños y jóvenes asisten dos veces por semana para tener entrenamientos y amistosos Foto: Diego Aráoz (La Gaceta). EN LAWN TENNIS. Los niños y jóvenes asisten dos veces por semana para tener entrenamientos y amistosos Foto: Diego Aráoz (La Gaceta).

¿Y qué es o en qué consiste Un Pase a la Gloria?

Básicamente, se trata de un espacio de contención para niños y jóvenes (abarca desde los cuatro hasta los 18 años) en situación de vulnerabilidad, que se vale del rugby como herramienta de transmisión de valores de convivencia y desarrollo de aptitudes personales. Si bien el programa comenzó en Lawn Tennis, con el tiempo se expandió hacia otros clubes. Actualmente, también se implementa en Tucumán Rugby y Cardenales, y trabaja con más de un centenar de niños y jóvenes de los barrios vulnerables que circundan a las sedes de dichos clubes, como Villa 9 de Julio, Barrio Sarmiento, Lola Mora, San Cayetano, La Rinconada, Diagonal Norte, entre otros.

"Asisten dos veces por semana, y cada jornada se divide en tres partes. En la primera se hace deporte, en la segunda se desarrollan talleres y actividades lúdicas, y en la tercera se les entrega merienda", comentó Constanza Valdez, quien forma parte del equipo de trabajo que lleva adelante Un Pase a la Gloria.

Ampliación de fronteras

En estos nueve años, Un Pase a la Gloria se ha implementado exclusivamente en clubes de rugby y servido como punto de referencia para otra propuesta inclusiva de rugby, Un Pase a la Libertad, que se lleva a cabo desde hace varios años en el penal de Villa Urquiza.

Sin embargo, a partir de este año, el programa -encuadrado entre las propuestas del proyecto IPLA Concientiza- expandirá sus fronteras hacia otras disciplinas deportivas de relevancia en Tucumán: el vóley, el básquet y el hockey. "Con este programa, lo que buscamos es que los chicos se vuelquen al deporte, al que más les guste, o a cualquier actividad cultural, como puede ser la música", explicó Dante Loza, quien asumió a fines del año pasado como interventor del IPLA.

CELEBRACIÓN. Un Pase a la Gloria festejó sus nueve años de actividad en el anexo San Salvador, de Lawn Tennis. Foto: Diego Aráoz (La Gaceta). CELEBRACIÓN. Un Pase a la Gloria festejó sus nueve años de actividad en el anexo San Salvador, de Lawn Tennis. Foto: Diego Aráoz (La Gaceta).

Justamente, uno de los objetivos principales de Un Pase a la Gloria es trabajar sobre la prevención en el consumo de alcohol. "En esta realidad económica tan difícil para tanta gente, es muy fácil que las familias entren en un estado de frustración y depresión. Y uno de los escapes más rápidos y accesibles es el alcohol. Es una droga socialmente permitida. Entonces lo que buscamos es ayudar a que los chicos se integren en grupos de práctica deportiva que por lo general no les son accesibles. Hay que tener en cuenta que, estadísticamente, la edad promedio de inicio en el consumo de alcohol ha bajado de los 16 a los 13 años. Hablamos de consumo regular. Y hay mucha diferencia entre el impacto en el organismo de un adulto que en el de un niño, en términos de metabolización y eliminación", advirtió el funcionario.

La clave de la sustentabilidad del programa, entiende Loza, es la constancia. "Es fundamental el interés que le pongas a cualquier iniciativa, y la perseverancia para impedir que ese interés decaiga. Sabemos que la sociedad está atravesando momentos difíciles y como Estado queremos estar presentes. Por caso, con el Ministerio de Desarrollo Social estamos ayudando a las familias de los chicos de Un Pase a la Gloria con módulos alimenticios. Además, estamos llevando adelante un programa llamado IPLA Capacita, para que se difunda un mensaje de prevención en el consumo de alcohol en las escuelas y colegios", informó el interventor.

Recomienda esta nota: