Martes 10 de Diciembre de 2019

23/09/2019

Mundial Japón 2019

EN OSAKA

Ledesma pidió perdón

El entrenador de Los Pumas se retractó de sus críticas realizadas hacia el árbitro del partido con Francia. Mirá el Video con sus declaraciones.
Ampliar (1 fotos)

"Yo pedí venir hoy a hablar con ustedes porque la verdad es que después de salir de un partido que se pudo ganar, y conociendo todo el esfuerzo que hicieron los jugadores y el staff para llegar hasta acá, dije cosas que no quería decir, sobre todo por la gente a la que represento, que es a todo el rugby argentino y a mi familia especialmente", resaltó Mario Ledesma en la conferencia de prensa que había convocado. Se referió así a sus polémicas declaraciones tras el partido con Francia, donde había criticado al árbitro australiano Angus Gardner, en las que había sugerido que Francia había sido favorecido mirando a Los Pumas como "un equipo chico". 

Ya instalados en Osaka, luego de un viaje de tres horas en el "Tren bala" desde Tokyo, el entrenador de Los Pumas se sentó frente a los periodistas argentinos para ofrecer sus declaraciones. Más moderado que se costumbre, arrancó con una especie de monólogo, en los que dejó varias frases:

-"Uno de nuestros mensajes desde el principio fue no poner excusas y mucha gente interpretó que las puse. No quiero que piensen que nosotros creemos que perdimos por el referí. Perdimos por los primeros 40 minutos, por los tackles errados, por las oportunidades perdidas. Si herí los valores del rugby, no era mi intención hacerlo. Represento o trato de representar bien esos valores y que se haya puesto en duda eso me lastima un poco. Sé el lugar que ocupo y haber hablado de 'equipo chico' fue desafortunado. Por eso, cuando uno se equivoca hay que pedir perdón".

-"En Australia yo laburaba en el escritorio de al lado de Angus y ni de él ni de ningún referí dudo de su integridad. No hay complots en el rugby mundial y ellos son una parte súper importante del rugby. Y, como se dice en Argentina, ellos siempre tienen razón. Por eso pido disculpas de nuevo".

-Cuando te ponen el micrófono dos minutos después del partido y aunque sé que son las reglas del juego, supe que me había equivocado. Disentir en una decisión, pero haciéndolo bien, lo veo bien, pero cuando pones en juego la parcialidad o la imparcialidad le errás. Cuando dije lo de "equipo chico" me mordí la lengua y me di cuenta que estaba dando el pie para malas interpretaciones. Después, cuando me calmé y me llegaron de varios lugares las repercusiones de lo que había dicho, me di cuenta que el mensaje tenía que ser otro.

Luego de su monólogo inicial respondió las preguntas de los periodistas:

-De todos modos fue un sábado con arbitrajes muy criticados.

-Es verdad que se habló mucho de los árbitros de ese día pero también se habló muy bien del arbitraje de Irlanda-Escocia de ayer. Hay una lupa enorme puesta en el Mundial y todos los detalles cuentan. Además se dio que en la primera fecha hubo muchos partidos importantes como Australia-Fiji, Nueva Zelanda-Sudáfrica, Irlanda-Escocia o Argentina-Francia. Y los árbitros están bajo esa lupa.

-Yendo al partido en sí, ¿le falta consistencia a Los Pumas para ganar este tipo de partidos?

-El deporte de alto rendimiento es consistencia. No sólo el rugby.

-¿Cómo le explicás a la gente que se jugó tan mal en ese primer tiempo si el partido se estaba preparando desde hacía muchísimo tiempo?

-Cualquier entrenador te dirá lo mismo: si tuviésemos esa respuesta no perderíamos nunca un partido. Hay cosas que se pueden explicar y otras que no: la cantidad de tackles errados, el reposicionamiento en la defensa... 

-¿Se pueden esperar cambios para el sábado?

-Hay jugadores que jugaron mejor que otros y quizá haya algún cambio, Lo bueno es que todos están bien, para entrenar mañana. Sólo Marquitos Kremer tiene un ojo hinchado y Mati Alemanno se tuvo que arreglar un diente.

También habló sobre el camino que le falta recorrer a Los Pumas y sobre Inglaterra, el rival más difícil al que deberán enfrentar, y superar, si se quiere avanzar a los cuartos de final. "Inglaterra es un candidatazo pero yo tengo fe. Y me tengo una fe tremenda para ganarle a Tonga y para encarar lo que se vendrá después. Todo está vivo y después vamos a ver si pasamos o no. Los chicos anotaron sus deseos y los tenemos en una cajita que guardamos: ser campeones del mundo, ser semifinalistas, llegar a los cuartos de final, ser el mejor del mundo en mi puesto. Por eso nadie puede aflojar: porque si a la primera de cambio aflojás no tenés nada que hacer acá".



Recomienda esta nota: