Domingo 18 de Noviembre de 2018

20/07/2016

Regionales

HISTORICOS NARANJAS

Pablo Buabse, un enorme guerrero

Homenaje al ex segunda linea de Los Tarcos, Tucumán y Los Pumas, uno de los grandes valores de la historia de nuestro rugby
Ampliar (1 fotos)

UN GUERRERO. Pablo Buabse fue elegido como el mejor número 4 en la historia de nuestro rugby. Las páginas del libro "Históricos Naranjas", con textos de Tomás Gray y dibujos de Ricardo Heredia.

Tomás Gray
tomasgray1

Quizás sea uno de los segundas líneas más bajos que tuvo Los Pumas en su historia. Poco importó. En la cancha era enorme. Se las ingeniaba para cumplir su rol de saltador a la perfección y aporedarse de la pelota en la segunda posición de la hilera con gran solvencia. Hasta lo vivieron los segundas líneas franceses, quienes sufrieron a este "Gigante" del line en el partido que los "Naranjas" empataron 18-18 en 1988 y en la histórica victoria de Tucumán sobre el quince galo en 1992.

Pablo Marcelo Buabse se inició de chico en el club Los Tarcos. De a poco se fue ganando su lugar, primero en las distintas divisiones juveniles, luego en la Primera, donde llegó a pesar de que allí estaban otros jugadorazos como Roberto De Luca y Sergio Bunader.

Pablo siguió el camino de los grandes. Primero en el seleccionado juvenil de Tucumán, luego se ganó un lugar en el plantel de Los Pumitas en 1984, y al año siguiente debutó en la Primera de Los Tarcos. Un par de años después jugaba su primer partido con la "naranja" mayor y en 1988 llegó por primera vez a Los Pumas, en la gira a Francia.

De pocas palabras y humilde fuera de la cancha, al calzarse la camiseta en el vestuario, y ajustarse los botines, al pisar el campo verde se convertía en una fiera para disputar cada pelota. Así, se hizo conocer. Y respetar. Nunca le importó que rival estaba al frente, si era Santiago del Estero o los poderosos All Blacks. Su entrega y pasión marcaron a fuego y dejaron su sello inigualable.

Idolatró a la "babosa" Rodolfo Pacheco en su club y al "Chapa" Eliseo Branca a nivel nacional. Fueron sus grandes referentes. Su humildad lo marca una anécdota al llegar a Los Pumas. Cuando se cambiaban en el vestuario sacó una foto vieja de su bolso y se acercó con timidez a Sandro Iachetti. Era una foto que se había sacado con el segunda línea de Los Pumas cuando Pablo era chico. El rubio grandote se emocionó y abrazó al nuevo integrante Puma.

Pablo Buabse, entonces, era un tucumano desconocido que había llegado al rugby grande. No pasó mucho tiempo para que se haga conocer. Jugó los Mundiales de 1991 en las Islas Británicas y el de 1995 en Sudáfrica. Fue campeón varias veces con la "roja" de su club y con la "naranja" del seleccionado. Fue otro de los integrantes de la llamada "época dorada" de nuestro rugby. Sabe de éxitos. Pero nunca se mareó. Fue siempre para adelante, en el rugby y en la vida. Del deporte aprendió el significado de la solidaridad y luchó también por los chicos y por distintas causas. Un grande.

PERFIL

Puesto: Segunda línea

Club: Los Tarcos (1984-2000)

Selecciones: Tucumán (84-98), Provincias Argentinas (87-90),

Los Pumitas (84), Los Pumas (88-95). Mundiales 91 y 95.

Títulos: Argentino 87, 89, 92 y 93 (con Tucumán),

Anual 85, 86, 87 y 94 (con Los Tarcos).


-----------------

Nota extraída del Libro Históricos Naranjas, de Tomás Gray

(En venta en la librería El Griego)


Recomienda esta nota: