Lunes 17 de Diciembre de 2018

11/07/2016

Regionales

HISTORICOS NARANJAS

El "Tumba" Luis Molina, silencioso pero valiente

Homenaje al ex pilar de Los Tarcos, Lawn Tennis, Tucumán y Los Pumas, uno de los grandes valores de la historia de nuestro rugby
Ampliar (2 fotos)

SILENCIOSO PERO TEMIBLE. El "Tumba" Luis Molina fue elegido como el mejor número 3 en la historia de nuestro rugby. Las páginas del libro "Históricos Naranjas", con textos de Tomás Gray y dibujos de Ricardo Heredia.

Tomás Gray
tomasgray1

Silencioso en la vida y en la cancha. Así se ganó el apodo que lo acompañó siempre y con el que se hizo conocido en el rugby nacional: "Tumba".

Parecía buenito y, por su forma de ser, intrascendente. Pero nada que ver. Ese silencio con el que se mostraba, calmo y tranquilo, se transformaba al pisar un campo de juego. Luis Enrique Molina pasaba a ser el temible "Tumba". De a poco se convirtió en el mejor pilar derecho de Tucumán, y, durante varios años, también el mejor 3 de la Argentina, lo que le fue reconocido al convertirse en el primer tucumano en jugar para Los Pumas un Mundial de rugby. Fue en el primero, que se jugó en las islas oceánicas, entre Australia y Nueva Zelanda, en 1987. Se consolidó en su posición como el pilar más duro del país y fue titular en la segunda Copa del Mundo, a jugarse en las islas británicas, en 1991. Fue uno de los siete tucumanos que jugaron en este segundo certamen con los mejores seleccionados del planeta.

El "Tumba" Molina le hizo sentir su peso y fiereza a cada pilar que se le puso adelante. Sea quien fuese. Y se lo hizo sentir a los mejores pilares del mundo de aquella época, como el neozelandés Steve McDowell, quien no lo aguantó en el partido que jugaron contra los Maoríes en 1988 en la cancha de Atlético. Tampoco lo aguantó el francés Pascal Ondarts, por nombrar solo algunos jugadores, por entonces campeón y subcampeón del mundo, respectivamente.

Tuvo el privilegio de vivir en una época gloriosa para el rugby tucumano, épocas en que era una costumbre que el seleccionado "naranja" enfrentara a seleccionados de la talla de Nueva Zelanda, Inglaterra, Francia, Australia, Gales, Sudáfrica, equipos a los que también enfrentó vistiendo la camiseta de Los Pumas.

Silencioso, pero temible. Así era Luis Molina, quien integró una primera línea inolvidable, junto a Julio Coria y Ricardo Le Fort, un lujo por entonces. Jugaron juntos por más de 10 años. Toda una década que los disfrutó.

Luis Enrique se inició en Los Tarcos de adolescente, y ya en la primera integró un gran equipo. Luego del primer Mundial pasó a defender los colores de Lawn Tennis, junto a sus hermanos Pedro Telmo y Sergio. También fue parte de un elenco estelar, aunque nunca pudo salir campeón con los "benjamines".

El "Tumba", hombre de pocas palabras pero con unas agallas increíbles a la hora de brindarse por sus equipos. Nació de la cuna "roja" de Los Tarcos y trascendió al mundo como uno de los mejores pilares en la historia de Los Pumas.

PERFIL

Puesto: Pilar

Clubes: Los Tarcos (1980-87) y Lawn Tennis (88-98)

Selecciones: Tucumán (81-94), Provincias Argentinas (84-90),

Los Pumas (85-92). Jugó los Mundiales de 1987 y 1991.

Títulos: Argentino 1985, 87, 88, 89, 92 y 93 (con Tucumán),

1983, 84, 85, 86 y 1987 (con Los Tarcos).

-----------------

Nota extraída del Libro Históricos Naranjas, de Tomás Gray

(En venta en la librería El Griego)



Recomienda esta nota: